miércoles, octubre 5, 2022
Inicio Prevención Consejos y estrategias para entrenar y mejorar la memoria

Consejos y estrategias para entrenar y mejorar la memoria

 

No todo el mundo tiene buena memoria. Pero todos pueden entrenar para mejorarla. Con el entrenamiento de la memoria puedes mejorar tu memoria y prevenir la demencia en la vejez. Te mostraremos consejos y estrategias útiles sobre cómo entrenar tu memoria.

Que es el entrenamiento de la memoria

El entrenamiento de la memoria incluye una variedad de ejercicios que mejoran la retención de la memoria. Las personas mayores, en particular, tienen miedo de desarrollar demencia y quieren prevenir esto con el entrenamiento de la memoria. Pero incluso los jóvenes pueden utilizar estrategias eficaces para entrenar su memoria y, por lo tanto, también su capacidad de recordar, por ejemplo, para la escuela o para estudiar.

Los artistas de la memoria utilizan técnicas especiales para memorizar grandes cantidades de información. Sin embargo, no es necesario que aprendas estrategias complejas. Puedes incorporar fácilmente el entrenamiento de la memoria a tu vida diaria con varios juegos y ejercicios.

Consejos para mejorar la retención de la memoria

Nuestro cerebro no siempre puede recordar todo igualmente bien. Para mejorar tu memoria a largo plazo, hay algunos conceptos básicos que debes tomar en serio. Te mostraremos qué trucos deberían hacer que recordar sea un poco más fácil para ti.

Entrenamiento de la memoria con aplicaciones

Hay muchas aplicaciones y sitios web diferentes que ofrecen ejercicios de entrenamiento de la memoria. La idea básica: el cerebro se puede entrenar como un músculo. Cuanto más lo estimules, mejor. Los ejercicios van desde simples tareas de compra con acertijos hasta juegos de reacción. Muchas aplicaciones van más allá del entrenamiento de la memoria y también promueven el rendimiento general de tu cerebro y tu capacidad de concentración. Los diferentes ejercicios se enfocan en diferentes regiones de tu cerebro. Pero siempre entrenas tu memoria de forma indirecta.

El entrenamiento de la memoria con aplicaciones tiene una ventaja y una desventaja. La ventaja: hay una variedad de juegos y ejercicios que puedes seleccionar y adaptar individualmente según el nivel de dificultad. La desventaja: muchas aplicaciones solo ofrecen una pequeña selección de ejercicios en la versión gratuita. Si quieres resolver tareas más o más difíciles, también tienes que invertir algo de dinero.

Mejora la memoria con descansos

Para entrenar un músculo, también es necesario planificar descansos en los que el músculo se pueda relajar. Es similar con tu cerebro: si lo mantienes ocupado, apenas queda energía para un nuevo aprendizaje. Un factor completamente subestimado es el teléfono inteligente: incluso si te parece tiempo libre, es un trabajo duro para tu cerebro revisar las redes sociales, ver películas o jugar juegos de teléfonos inteligentes. Dale a tu cerebro descansos reales de forma regular, como meditar o dar un paseo.

Ejercita la memoria con regularidad

Para mantener tu cerebro funcionando al máximo, necesita estimularlo con regularidad. Al igual que otros músculos, tu cerebro se degrada con el tiempo sin hacer ejercicio. ¿Tienes que realizar principalmente trabajos de rutina en su trabajo? Entonces deberías aprender cosas nuevas en tu tiempo libre. Encuentra algo que disfrutes y que estimule tu cerebro. Por ejemplo, lee un libro de no ficción sobre un tema nuevo o aprende un instrumento musical o un nuevo idioma.

El buen humor mejora la memoria

Tu estado de ánimo tiene un gran impacto en la retención de la memoria. Si estamos tristes o simplemente estresados, aprender cosas nuevas es difícil. Si somos felices, por otro lado, podemos recurrir a muchas más capacidades de nuestro cerebro. Entonces, para hacer algo por tu memoria, puedes ponerte de buen humor y pensar positivamente. Por supuesto, esto no siempre es posible. Pero a menudo salir a caminar, hacer ejercicio antes o escuchar música mientras estudias puede ayudarte a sentirte feliz.

Cómo mejorar la memoria

Recordar cosas con facilidad es una habilidad muy útil. Algunas personas parecen encontrar esto mucho más fácil que otras. Pero la buena noticia es que puedes entrenar tu memoria. Hay muchas formas de entrenar tu memoria en tu vida diaria.

Repetir nombres

Conoces a alguien que conoces en un juego y, a pesar de pensarlo mucho, no recuerdas su nombre. Recordar nombres es particularmente difícil para muchas personas. A menudo, solo escuchas el nombre de la persona con la que estás hablando una vez cuando conoces a alguien nuevo. Vincularlo de inmediato no es tan fácil.

Pero hay una solución simple: será más fácil para ti si repites el nombre varias veces: tan pronto como lo hayas escuchado, dilo en voz alta una vez y obtén la confirmación de que es correcto. Luego, puedes dejarlo caer una o dos veces en la conversación posterior y una vez más cuando se despida. Por lo tanto, es muy probable que el nombre esté firmemente anclado. Es mejor tener el hábito de recordar los nombres de las personas sin importar dónde te las encuentres. Con él no solo entrenas tu memoria, sino que también transmites aprecio a tu contraparte.

Conecta a las personas con sus intereses

Otro truco para recordar nombres: interesarte por otras personas y recopilar información que luego puedas vincular. Con esta información, se forma una imagen general que tu memoria puede absorber mucho mejor que el nombre solo.

Entrenamiento de la memoria con juegos

Conoces uno de los juegos de entrenamiento de la memoria más famosos de tu infancia: Memory. Tienes que recordar qué cartas están en qué lugar para encontrar tantos pares como sea posible. ¡Vuelve a jugar a la memoria para entrenar tu memoria! Si tienes niños a tu alrededor, seguro que estarán entusiasmados con jugar juntos. Pero el juego de la memoria también es divertido con los adultos. Hay muchos diseños que atraen a los adultos en particular. Aquí el nivel de dificultad es ligeramente superior al de la variante infantil.

Además, hay muchos juegos en línea y juegos que puede instalar en tu teléfono móvil a través de una aplicación. De esta forma entrenas tu memoria de forma lúdica y te diviertes al mismo tiempo.

Visualiza los números como una herramienta de entrenamiento de la memoria

A menudo tenemos que recordar números: por ejemplo, pines, cumpleaños o números de teléfono. Memorizar los números de PIN es particularmente importante porque, por supuesto, no debes escribirlos ni guardarlos. Para que te resulte más fácil recordar dichas combinaciones de números, puedes imaginar un teclado en el que ingresas el número. De esta manera se vinculan los números abstractos con una acción concreta y esto hace que sea más fácil de recordar.

Incluso la escritura a mano hace que memorices mejor los números. Sin embargo, en el caso de los números de PIN, debes destruir lo que se haya escrito posteriormente. Lo mejor que puedes hacer es simplemente usar una pizarra, en la que simplemente puedes borrar los números más tarde.

Entrena tu memoria en la vida diaria

Puedes incorporar fácilmente el entrenamiento de la memoria a tu rutina diaria. En tu vida diaria hay muchas pequeñas ocasiones que puedes aprovechar para practicar sin mucho esfuerzo. Por ejemplo, prueba si no puedes memorizar también una lista de compras más corta. Todavía puedes tener un pedazo de papel contigo para hacer trampa. O intenta escribir números de teléfono de la memoria en lugar de llamarlos en tu teléfono celular. Memoriza los nombres de las calles que pasas, la fecha de tu próxima reunión o los autores de los últimos libros que leíste.

Con un poco de atención, seguro encontrarás muchas ocasiones en tu día a día con las que podrás entrenar tu memoria. Además, entrenas tu atención plena para las cosas que te rodean.

Aprenda vocabulario utilizando el método de palabras clave

En casi ninguna otra área la memoria es tan importante como cuando se aprende un nuevo idioma. Si bien algunas personas parecen tener un talento natural para los idiomas, a otras les resulta difícil recordar incluso las palabras más simples. Sin embargo, también existe un método simple para aprender vocabulario: vincula la palabra en el idioma extranjero con una palabra alemana que suene similar.

Recuerda más con la lectura de recordatorios

Si deseas memorizar el material de un libro, debes leer “con el bolígrafo”. Esto significa: Después de cada párrafo, piensa cuál fue la declaración más importante de esta sección. Subrayarlos o escribirlos. Después de algunas páginas, repite la información más importante del texto en tu mente o en voz alta. Lleva un poco más de tiempo que leerlo, pero también recuerdas mucho más contenido. Por cierto, puedes practicar este método no solo con libros especializados, sino también con novelas.

Tipos de entrenamientos de la memoria

Entrenamiento de memoria para personas mayores

Con la edad, la eficiencia del cerebro disminuye gradualmente. Es un proceso natural. Pero las personas mayores, en particular, pueden ralentizar la disminución del rendimiento con un entrenamiento regular de la memoria. Para las personas mayores existen sencillos ejercicios contra el olvido. Por ejemplo, el crucigrama diario no es solo un pasatiempo, porque tienes que recordar muchas palabras al mismo tiempo y repasar internamente tu vocabulario.

Pero la recitación de poemas o el canto de canciones antiguas desde la infancia son útiles. Porque aquí hay que recordar el texto por un lado y el compás o la melodía por el otro.

Entrenamiento de la memoria en la demencia

En el caso de la demencia, la memoria se deteriora aún más rápido. El entrenamiento de la memoria debe ajustarse según la progresión de la enfermedad. Porque las tareas o preguntas que son demasiado difíciles pueden crear demasiada presión sobre los afectados. Y luego la cabeza se cierra aún más rápido. Como regla general, los ejercicios que abordan la memoria a largo plazo son más adecuados para las personas con demencia que los ejercicios que entrenan la memoria a corto plazo.

Aquí, por ejemplo, puedes mostrar fotos de viejos amigos de la persona afectada o practicar poemas o canciones como entrenamiento de la memoria. Debes hacer preguntas breves sobre los conocimientos existentes. En cualquier caso, los familiares o cuidadores del paciente deben tener paciencia y no abordarlos directamente con ninguna vacilación.

Entrena la memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo es la memoria a largo plazo de nuestro cerebro. Si percibimos la información como particularmente importante para nosotros, o si simplemente la repetimos con suficiente frecuencia, la almacenamos en la memoria a largo plazo. Al entrenar la memoria a largo plazo, no solo debes aprender y repetir el contenido en un día, sino a intervalos cada vez mayores. Por ejemplo, repite cosas nuevas todos los días durante tres días, luego una vez a la semana y finalmente solo una vez al mes. Sin embargo, si vuelves a olvidar la información, repítela con más frecuencia.

Entrena la memoria a corto plazo

En la memoria a corto plazo, también conocida como memoria de trabajo, tu cerebro solo almacena información durante unos minutos. En promedio, solo durante unos 18 segundos. Todo lo que va más allá de eso termina en la memoria a largo plazo. Así que repite el contenido nuevo tan pronto como lo percibas. Por ejemplo, repitiendo un nombre que acabas de escuchar de inmediato. También puedes realizar los siguientes ejercicios de memoria a corto plazo:

  • Mira una imagen por un minuto y luego cálcala (o escribe todos los detalles)
  • Leer un artículo de periódico y luego resumirlo
  • Leer una oración y luego repetirla en voz alta
  • Conducir con un mapa en lugar de un dispositivo de navegación

Publicaciones relacionadas

adolescentes psicologo

Autolesiones en adolescentes

Hablamos de autolesiones cuando una persona se hace daño a sí misma, exceso de medicación, golpes, cortes, tirarse o arrancarse el pelo, quemarse con cigarros

Leer Más >>

la autoestima

La autoestima

Y qué es la autoestima, es un término de uso muy cotidiano, aunque las personas en general no saben muy bien cómo definirlo, ni que

Leer Más >>

Hipocondría

Hipocondría: qué es y cómo tratarla

La hipocondría o ansiedad por enfermedad (según la última versión del manual diagnóstico DSM-5) se caracteriza por una elevada preocupación por padecer o contraer una

Leer Más >>

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículo anteriorCaracoles en comino

POPULAR

Consejos y estrategias para entrenar y mejorar la memoria

  No todo el mundo tiene buena memoria. Pero todos pueden entrenar para mejorarla. Con el entrenamiento de la memoria puedes mejorar tu memoria y prevenir la...

Caracoles en comino

El guisado de caracoles de la abuela. ¡Holaaaa! Hoy toca receta tradicional, y con mucho arraigo y solera...

ROSCOS DE VINO

Dulce Tradición Estos roscos, o rollos, nos hacen viajar a nuestra segunda tierra y regresar a la infancia...

Ensalada de Capellanes

La ensalada perfecta En la costa levantina, el capellán (bacaladilla salada) es uno de esos pequeños manjares, quizá...
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad